Es recomendable iniciar el juego y el estudio del Ajedrez en los niños a partir de los 3 años, este deporte ciencia ayuda a descubrir y a sacar a la luz habilidades latentes que no hayan sido desarrolladas por los medios educativos tradicionales: no solo promueve el pensamiento lógico, sino que también infunde auto confianza y autoestima y mejora las habilidades de comunicación comprensión y el reconocimiento de patrones y reglas. También influye primitivamente en la capacidad de concentración, la memoria, el pensamiento analítico y el afán de superación.

1.- En cuanto en la CAPACIDAD INTELECTUAL el ajedrez puede ayudar a los niños a mejorar:

– La atención, concentración y la memoria.

– El poder de análisis, síntesis y organización.

– La capacidad de resolución de problemas y toma de decisiones bajo presión.

– La creatividad y la imaginación.

– El razonamiento lógico-matemático.

2.- Y en cuento  la INTELIGENCIA EMOCIONAL, el ajedrez puede ayudar a los niños a que aprendan a:

– Tener control emocional, sabiendo llevar tanto los éxitos como la frustración.

– Tener sentido de transparencia, siendo honestos e íntegros consigo mismo y con los demás.

– Adaptarse a múltiples e inesperadas situaciones.

– Esforzarse para conseguir lo que se propone e incrementar su autoestima y confianza.

– Tener iniciativa.

– Tener empatía y comprender al oponente durante el juego.

– trabajar en equipo y colaborar.